Materiales que repelen la suciedad, cambian de color con la temperatura, calefaccionan o refrigeran; prendas que mantienen la presión arterial o que incorporan circuitos electrónicos para monitorear signos vitales o cargar celulares y mp3, son algunos de los últimos descubrimientos en el desarrollo de la moda.

Estas innovaciones, representan un gran salto respecto de lo que se venía haciendo hasta el momento. Los materiales inteligentes, son materiales capaces de responder de modo reversible ante diferentes estímulos físicos o químicos externos, modificando alguna de sus propiedades. Y todo esto desarrollado a una escala que permite que los mismos se entremezclen con las fibras originales del tejido sin alterar sus cualidades.
Este desarrollo podría generar toda una revolución en la concepción del diseño, ya que obliga al cruce entre esta disciplina con la de las grandes nuevas tecnologías: la nanotecnología, la microelectrónica y los biomateriales son algunos ejemplos.

Por Mariana Britos, Docente de Nueva Escuela

Todavía No Hay Comentarios

Los comentarios están cerrados