Ya estamos en Instagram... Hacé click y Seguinos!

Perfilar el proceso de la curtiembre del futuro: un cambio de paradigma.

Curtiembre Perfilar El Proceso De La Curtiembre Del Futuro: Un Cambio De Paradigma.

Curtiembre del futuro, un cambio de paradigma

Abstract:

Las recientes normas en materia de gestión ambiental, la presión de ciertas ONG, y las exigencias de las firmas de lujo nos llevan a razonar el proceso del cuero desde un nuevo punto de vista.

Solo diez años atrás, el criterio de selección un producto para un cierto proceso, se limitaba a la bondad técnica del producto mismo, sin considerar sus consecuencias ultimas.

Hoy debemos encarar el proceso del cuero con una nueva filosofía. Por cada producto que utilizamos nos tenemos que preguntar: ¿Cual es su composición? ¿Contiene sustancias altamente preocupantes? ¿Como se relaciona con otras sustancias presentes en mi proceso? ¿Puede degradar generando emisiones indeseables? ¿Cuanto retiene el cuero y cuanto acaba en el efluente? ¿Genera un DQO / DBO elevado, sustancias persistentes, recalcitrantes o eutrofización? ¿Como afecta a la flora bacteriana de mi planta de efluentes? ¿Que aporte de gases de efecto invernadero genero durante el tratamiento? ¿Puedo reducir la salinidad del proceso, o tratar las sales generadas en mi planta de efluentes? ¿Cual es su LCA? Una vez acabado, ¿Cual es su comportamiento con relación al proceso de manufactura del artículo? Cumplido el ciclo de vida del cuero ¿Como influirá el uso de esa sustancia en la biodegradabilidad y compostabilidad del artículo acabado?

Este cambio de paradigma nos impone nuevas reglas de juego, en parte escritas en las buenas prácticas (BATs), en parte por definir.

Este trabajo presenta un ejemplo de análisis de un proceso de ribera, considerando distintos puntos de vista: salubridad del proceso, impacto ambiental, y características técnicas del artículo acabado.

Introducción:

La piel animal es una materia prima natural y biodegradable. El proceso tradicional es un ejemplo de sustentabilidad y circularidad. Los cueros, residuos de la alimentación, eran descarnados manualmente, y las grasas obtenidas separadas y conservadas para operaciones sucesivas o como lubrificantes. El proceso de remojo y pelambre fue tradicionalmente enzimático desde sus orígenes remotos: tanto el pelo como la lana eran eliminados con métodos que van del “calentamiento” (proceso de putrefacción controlada), al uso de enzimas residuales provenientes de distintos tipos de excrementos (los caninos por ejemplo, tenían la propiedad de depilar el pelo y la epidermis en pocas horas). Las pieles, luego de ser tratadas en cal, eran desencaladas en torrentes y purgadas con guano o polina (que contienen ácidos orgánicos que solubilizan la cal), y otras enzimas (por ejemplo pancreáticas), que aportaban esponjosidad a las pieles.

Los métodos de curtidos se basaban en distintos productos disponibles (desde la orina, los aceites
insaturados, el cerebro, distintos tipos de taninos, o alumbre de roca), para luego engrasarlos con
yema de huevo, sebo, degrás) y acabarlos con albúmina, caseína, cominados con aceites insaturos.
Existen infinidad de procesos tradicionales que demuestran que las pieles pueden ser tratadas
naturalmente, sin alterar el equilibrio ambiental.

Por ejemplo, el proceso que se realizaba en Entrerríos de Antioquia (Colombia) se utilizaba productos
naturales (del guano, a las cortezasy frutos, para realizar un curtido de marroquinería tradicional.

Con este proceso se obtenían pieles durables con una calidad de curtido muy buena.

Los tiempos de proceso no lo harían posible para una produccion industrial (el curtido necesitaba meses para atravesar), pero si lo consideramos del punto de vista de la sostenibilidad, se puede decir poco en contra:

Utilización de materias primas renovables (cortezas, guano, frutos), sin necesidad de utilizar fuentes de energía.  Todos los productos utilizados (menos la cal) provenían de un entorno de pocos quilómetros.

Los procesos tradicionales sufrieron una gran transformación durante el siglo XX donde la industria
química aportó soluciones técnicas para reducir los tiempos de proceso y convertir la curtiembre en
Industria.

Buena parte de estas sustancias eran derivadas de petróleo. El uso de sulfuros en la
depilación, la sulfitación de taninos, los taninos de sustitución, los polímeros, el curtido al cromo
auxiliares de pelambre, son todas creaciones del siglo pasado, que redujeron notablemente los
tiempos de producción de las pieles, aumentando el impacto ambiental.

Leer trabajo completo aquì: http://tecnologiadelcuero.aaqtic.org.ar/perfilar-el-proceso-de-la-curtiembre-del-futuro-un-cambio-de-paradigma/

Fuente: Gustavo Adrián Defeo F.S.L.T.C. Aaqtic para Indumentariaonline