Ya estamos en Instagram... Hacé click y Seguinos!

Una iniciativa para emprendedores textiles

Vamos A Coser San Juan Una Iniciativa Para Emprendedores Textiles

En Argentina se lleva adelante un programa destinado a que hombres y mujeres aprendan técnicas de costura y bordado para generar sus propios recursos. Comenzó en las zonas más vulnerables de Buenos Aires como la Villa 31, y luego se extendió a algunas provincias que lo requirieron.

Se trata de «Vamos a coser Argentina», que comprende una batería de talleres, capacitaciones y seguimiento por parte de las áreas sociales.

En San Juan fue la directora de Emprendedores Sociales, Verónica Días, quien tomó la iniciativa para poner en marcha esta modalidad a partir de marzo próximo. Con ese motivo llegó a la provincia la diseñadora Ivana Picallo, quien se encargó de brindar capacitaciones y talleres, además de participar del desfile de cierre de ciclo y presentación del programa realizado a fines de diciembre con emprendedores locales y los ya consagrados, Francisco Zito y Fernando Oropel.

Justamente, Ivana construyó desde 1998 una extensa y exitosa trayectoria, adquiriendo experiencia profesional en el campo de la indumentaria textil. Acompañada de todo su equipo de trabajo, participó del lanzamiento de “Vamos a coser Argentina”, el nuevo proyecto que tendrá alcance en todo el país y que busca que las emprendedoras textiles puedan adquirir técnicas para mejorar sus productos.

Al respecto, la diseñadora expresó que “este proyecto comenzó hace cuatro años con la necesidad de visualizar a los sectores más vulnerables y la importancia de ofrecer herramientas de trabajo para el desarrollo de cada uno de ellos. De ahí comencé a observar que la costura y nuestras manos es lo que le daban un valor agregado, entonces diseñé un proyecto de desarrollo social, humano, que potencie a la gente desde el adentro hacia el afuera”.

Picallo volverá a la provincia para entrenar a las capacitadoras con las que ya cuenta la dirección para que sean las encargadas de transmitir los conocimientos al resto de las personas que se sumen. En la medida que la situación sanitaria lo permita se harán en forma presencial, en otros casos llegarán hasta los departamentos más alejados y también se utilizará la modalidad virtual.

En 4 meses deberán realizar los cursos de corte, costura, diseño, bordado y todo lo necesario para aplicar a la pequeña industria del vestido.

 

Fuente: Diario de Cuyo/Indumentariaonline