Moda: la celebración del diseño sin definición

20201202 192608 Moda: La Celebración Del Diseño Sin Definición

Género neutro, unisex o «genderless». Lo importante es dejar atrás etiquetas como «masculino» y «femenino» y concentrarse en lo que importa : ser libre y sentirse a gusto.

No es nada extraño que en la actualidad veamos una que otra chica husmeando en la sección de hombres no precisamente para comprarle algo a su chico, o viceversa. Entonces,  ¿el patrón de consumo cambiará? ¿Será esta la era donde eliminemos etiquetas de género y tengamos grandes almacenes con ropa para todos, sin importa si somos hombres o mujeres?

Genero 2 Moda: La Celebración Del Diseño Sin Definición

¿Qué es el Genderless Fashion?

O la moda sin género. En pocas palabras, hablamos de ropa que ya no está catalogada para femenino o masculino; piezas que ambos sexos pueden usar indiscriminadamente como más se les antoje y acomode a su estilo. Desde 2017, cuando H&M sacó su colección ‘DENIM UNITED’ -una línea genderless de 19 piezas-, se ha hecho un boom este tipo de compras.

Sin embargo, el movimiento que más que tendencia parece ser un nuevo modelo, viene desde hace bastantes años. Sucede algo parecido con las temporadas pasadas, donde hemos tenido reminescencias de los años 60s, 70s, 80s y 90s. Éste ‘género’ está siendo rescatado de décadas pasadas.

Genero 3 Moda: La Celebración Del Diseño Sin Definición

La ropa ‘genderless’ tiene vestigios después de la Segunda Guerra Mundial. Tras haber existido un cambio en el rol femenino (recordemos que durante la guerra las mujeres tuvieron que hacer el trabajo de los hombres en las fábricas para poder proveer al ejército o mantener a las familias) éstas regresaron al rol de amas de casa por los años cincuenta.

Se pretendió incentivar a los niños a ser más empáticos y evitar que crecieran con el estricto orden de ‘hombre y mujer’; la industria comenzó a sacar juguetes genderless, había comerciales de niños con cabello largo jugando con muñecas y niñas en pants jugando con carritos. Sin embargo, esto obtuvo el efecto contrario al deseado. Los niños  y adolescentes de esa época, los Baby Boomers y la Generación X, sufrieron grandes daños psicológicos (sí, aunque suene exagerado) por el miedo que les causaba el ser confundidos como alguien del género contrario. Indirectamente, la mayoría de ellos crecieron con el temor de que se les robara su masculinidad y feminidad.

¿Qué pasa en la actualidad?

Aunque puede considerarse aún un movimiento rebelde, su impacto no ha sido tan ‘agresivo’ como en ocasiones anteriores. Es de destacar que en estos momentos, aunque aún se gira entorno a la mujer (y que ésta sea la principal consumidora de marcas por el estilo), la moda revoluciona en el área masculina para incentivar a los hombres a comprar artículos ‘más femeninos’ que, en otras épocas, podrían ser considerados tabú: tal y como el uso de faldas o jerseys rosas. Es común ver campañas donde los chicos van maquillados y llevan una apariencia más liviana y no encasillada al pantalón y camisa.

Fuente: Redacción CH/Indumentariaonline