Hay marcas que siempre están a la vanguardia, un paso adelante y que se van potenciando con los años, como es el caso de Off-White que supo fortalecer el vinculo con sus clientes en sus tiendas.Es una marca de moda urbana másculina y femenina de lujo, creada por el diseñador Virgil Abloh en Milan en el 2012. Surgió buscando plasmar las necesidades reales de la gente y con la intención de introducir la cultura urbana en Paris. Luego forma la sociedad con Kanye West.⁣

“Es un proyecto artístico que se expresa a través de prendas. La ropa es solo un medio para crear un nuevo lenguaje”.Las tiendas desarrollan conceptos únicos y fotogénicos. Toman como punto de partida primero, a la tienda como un canal experimental y en segundo termino un canal comercial. Tomando esta premisa, es donde comienzan a surgir un sin fin de posibilidades.⁣

Cada local tiene su propio diseño, y también se los nombra de manera diferentes. En cada uno de ellos los clientes pueden vivir diferentes experiencias, que no se repiten en ningún otro. Es ahí donde Off-White pone el acento, sabe crear experiencias físicas, y tiene muy presente que estas experiencias físicas, son las mismas que crean experiencias digitales valiosas.Cualquier cosa que sea visualmente interesante resaltará, sé fotografiará y se compartirá.Ahora estamos en una era donde el contenido generado por el usuario es más valioso que la publicidad paga, que solo vale la pena si obliga a la interacción. En este contexto, la estrategia minorista de experiencia sobre ventas de Off-White tiene todo el sentido, consiguiendo embajadores de la marca alrededor de todo el mundo.⁣


Fuentes: Ssense – Vogue – America: Javier Zeballos para Nueva Escuela

Todavía No Hay Comentarios

Los comentarios están cerrados