Tras haber estudiado diseño de indumentaria y trabajado para diversas firmas, la idea de tener su marca propia llegó para Adriana Scoiátollo de la mano de la maternidad, buscando la preciada libertad e independencia. “Comencé a principios de 2009 con pocas prendas que gustaron mucho. Poco después se incorporó como socia mi prima, Carla Lombardo, y juntas revivimos el espíritu de aquellas piezas de antaño que nuestra abuela italiana nos mostraba con pasión cuando éramos chicas”, cuenta la fundadora de Scoia.

“Nuestro objetivo es elaborar propuestas de diseño de autor de edición limitada, es decir productos de primera línea a un precio justo y que no se repiten en masividad. Ofrecemos una mini colección completa en tipologías por temporada. Nuestro fuerte son las chaquetas y blazers por ser prendas elaboradas que, en general, marcas chicas de diseño no ofrecen.

Cada ítem es pensado como una pieza duradera y atemporal, sin dejar de lado las tendencias de consumo cultural”, asegura Carla, y agrega que las usuarias de Scoia – síntesis del apellido de Adriana – “son mujeres de 25 años en adelante que disfrutan del diseño y buscan cuidadosamente sus prendas porque prefieren menos pero buenas y durables”.

Para la temporada  primavera-verano 2014/2015, la identidad de la marca se mantiene en su estética vintage. En esta ocasión toman como inspiración en los años ´30, básicamente en los recursos textiles de la época y su imagen femenina, sin olvidarnos de los toques de tendencia. Se vienen las blusas combinadas y tops estampados, trajes cortos de verano estampados, vestidos y faldas en tejidos nobles como el rayón viscosa, el algodón puro y algunas novedades como el denim rayón con elastano. Los colores que vienen son los pasteles y los clásicos blanco y negro, pero esta vez propuestos en monocromías y total look.

Todavía No Hay Comentarios

Los comentarios están cerrados