Se le ciñe el estómago. Son los nervios, las expectativas, la alegría. Eso es lo que le produce a Fernanda Villagra Serra, diseñadora de la marca tucumana Raíz, participar de la gran vidriera argentina para los creativos de diferentes ramas artísticas. Sabe lo que se siente, porque es su tercera asistencia en la Feria Puro Diseño 2015 (FPD), que este año celebra su decimoquinta edición desde hoy y hasta el lunes en el predio que posee la Sociedad Rural en Palermo, Buenos Aires.

La marca de Villagra Serra (y su mamá María Isabel Serra) no es la única en la Feria. A ella se suman Ina Ini, Facundo del Campo, Mûre, Nicéfora y Raíz (indumentaria), Qiri (mobiliario sustentable), Bazar T (arte decorativo), Des–Hechos (revestimiento), Carnavalito (juguetes tejidos), Tejiendo conCiencia (bolsos con material reciclado), Mirá (marroquinería) y Matilde Ludueña (bolsos textil). Con el apoyo y la coordinación del Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán (IDEP) representan a nuestra provincia y muestran sus productos en esta plataforma de visibilidad nacional.

“El primer día es muy vertiginoso, porque temprano equipamos el stand, lo ordenamos y a las 14 se abren las puertas. La feria se transforma, es un día larguísimo, pero lleno de emociones: ahí conocemos a los colegas de todo el país, a los capacitadores (se brindan talleres) y a los compradores tanto mayoristas como Minoristas. Es importante esta oportunidad para que tu marca cobre otra relevancia”, describió Villagra Serra en una comunicación telefónica con LA GACETA.

Para darse una idea sobre la relevancia que tiene Puro Diseño es bueno saber que allí participan más de 300 expositores y es visitada por más de 100.000 personas entre los que se destacan diseñadores, proveedores, compradores mayoristas, importadores, exportadores, intermediarios y público en general.

Nicéfora Mazzola, una joven diseñadora de 26 años que fundó su marca Nicéfora hace cuatro, explicó que en el proceso de consolidación de su marca, la FPD ha ayudado mucho. Por eso, aconseja a los que van por primera vez: “el producto es lo que importa. Y eso me ha hecho crecer año a año, porque tiene una identidad bien formada. Para los que recién empiezan, mi recomendación es que crean profundamente en el producto que llevan. Deben sentirse identificados con lo que hacen, contarlo, transmitirlo. Porque la gente quiere saber qué hacemos, qué nos inspira y por qué; les llama la atención que en Tucumán haya un alto nivel de diseñadores”, comentó Mazzola, que ya lleva varias presentaciones en este espacio.

La selección

Por cuarto año consecutivo, curadores de la Feria estuvieron en Tucumán y durante dos jornadas evaluaron los productos presentados por 25 diseñadores. En esta oportunidad, Jorge Degui(arquitecto y director técnico de la Feria) y Andrés Gotelli (diseñador y director creativo de Pony) analizaron y realizaron devoluciones a cada uno de los participantes de la curaduría.

“El diseño tucumano va evolucionando año a año. No solo hay gente nueva, sino que hay otras propuestas. En esta curaduría pude ver que se dejó atrás la artesanía propiamente dicha, se le agregó diseño y pusieron todo en contexto comercial”, analizó Degui cuando se realizó aquella curaduría.

Todavía No Hay Comentarios

Los comentarios están cerrados