Los collares de cadenas siempre han estado presentes en la escena de la moda, algunas temporadas con más protagonismo que otras, pero siempre están ahí. Sin embargo, el resurgimiento del movimiento indumentario punk y grunge  trae de regreso con más potencia que nunca.

Grandes cadenas de portentosos eslabones dorados y, en algunos casos plateados, serán material obligado en la confección de los accesorios Verano 2013 e Invierno 2013-2014.

Los vimos en la pasarela Primavera-Verano 2013 de Dsquared2, firma que parece haber creado su colección a partir de las múltiples y enormes cadenas doré, de otro modo no se explica el sobresaliente papel que jugaron dentro de todos y cada uno de sus looks. Igualmente llamativos fueron los complementos encadenados incluidos en la colección Crucero 2014 de Chanel.  Aunque de forma más sutil, Nina Ricci hizo lo propio en su propuesta veraniega. Pero, los collares multicadenas proyectan su vida más allá de los cálidos atardeceres veraniegos, pues Lanvin los incorporó como complementos esenciales de su repertorio Otoño-Invierno 2014.

Los collares encadenados se llevan en tamaños XXL. Enormes eslabones enlazados entre sí, muchos de ellos entretejidos con finas cadenas, mientras que otros son superpuestos con hileras de perlas y lienzos de tela y cuero. Algunos, como los de Lanvin, sujetan explícitos mensajes como “Love” o “Cool”. En esta materia la consigna es: “Más es más”. Nada de sobriedad, la opulencia es mandato imperativo en estos nuevos accesorios de moda.

No sólo collares. Las colosales cadenas también se apoderan de las muñecas, envolviéndolas en dos, tres y hasta cinco vueltas. Asimismo, los eslabones dorados y plateados adornan gorras y cruzan las caderas dándoles un toque muy punk.

 

Todavía No Hay Comentarios

Los comentarios están cerrados