La moldería es el instrumento de expresión y disparador de muchos diseñadores. En especial, es notorio que lo es de los estudiantes de indumentaria que hacen de la morfología su obsesión. Romper con las líneas convencionales es la constante. Las nuevas ganadoras del Semillero UBA-BAFWEEK no son la excepción. Sus diseños se veránen la edició invierno 2014, del 25 al 28 de febrero.

Manuela Mosquera. Es el apellido de una de las creativas seleccionada,  lanzada por las docentes Verónica Fiorini y Marisa Camargo. Esta diseñadora hace su búsqueda con la moldería y la intervención artesanal. Sigue líneas geométricas para definir estructuras más bien rígidas. Construye prendas, de silueta lánguida y relajada, que se generan a través del cruce de piezas de sastrería, cuero y tejido de punto, mediante la fragmentación y unión de partes con la técnica de arte hilorama, o bordado de hilos tensados.

Sofía Saganías. También presentada por la cátedra Fiorini, apunta a la indumentaria por fuera de los límites del cuerpo. Parte de la geometría, para pasar a la desmaterialización y fragmentación. Trabaja volúmenes y piezas que se despegan del cuerpo, más bien suspendidas, en apariencia sueltas. Juega con recortes y con la superposición de transparencias.

Las texturas son su punto fuerte generando patrones naturales, con materiales no convencionales, como varillas PVC, alto impacto y cintra, en una paleta fría desaturada. Y resulta una indumentaria urbana, futurista y romántica, que mezcla lo deportivo con la noche. Busca vestir a mujeres, de entre 18 y 30 años, a las que les gusta desafiar los límites establecidos y consideran la ropa un objeto de significación que trasgrede su función.

 

Todavía No Hay Comentarios

Los comentarios están cerrados