Los Cueros terminados son seguros

Cueros 2 Los Cueros Terminados Son Seguros

Comunicado de UNIC (Asociación de Curtidores Italianos)

Desinfectarlos (posteriormente) es inútil. Esta es la respuesta más concisa posible que se debe ofrecer a quienes preguntan a las curtiembres  sobre la seguridad de los cueros terminados. Seguridad en el sentido de: certeza de que no transmiten el virus. Más allá del resumen, sin embargo, viene el estudio en profundidad del Servicio de Medio Ambiente y Especificaciones de UNIC – Italian Tanneries que explica las razones por las cuales los cueros terminados son seguros.

Los cueros terminados son seguros

“Además de lo establecido para mercancías en general, la probabilidad de transmisión de virus -se lee en una nota de UNIC- y, en concreto, del Coronavirus para pieles es muy baja”.

En primer lugar porque, como afirman “varios informes Covid -19 emitidos recientemente por la ISS (Instituto nacional de Sanidad de Italia)”, estos virus “son más susceptibles a factores ambientales (temperatura, luz solar, pH, etc.), así como a factores físicos (grado de deshidratación de la matriz) y biológico (antagonismo microbiano) frente a otros virus patógenos para el ser humano. Pero, específicamente para el cuero, UNIC va un paso más allá, aportando algunas aclaraciones.

Aquí están las razones (hay 5)

Las razones, destacadas por UNIC, por las que las pieles acabadas son seguras son 5.

La primera: “Las pieles, desde frescas hasta el acabado, no representan un sustrato adecuado para la multiplicación del virus”. Lo cual, notoriamente, requiere una célula huésped viable para su replicación.

La segunda: “La mayoría de los procesos de mojado y secado se realizan a temperaturas superiores a 55 ° C y durante un período de tiempo suficiente para inactivar los virus y su poder infeccioso”.

La tercera: “Las condiciones de pH en las etapas preliminares del proceso de curtido (ribera, encalado) son incompatibles con el mantenimiento de la integridad estructural del Covid-19”. En otras palabras: “Comprometen su poder contagioso”.

 La cuarta: “Donde se realizan las actividades de acabado y planchado, las temperaturas con las que se procesan las pieles dañan el virus que, por tanto, pierde su capacidad infecciosa”.

La quinta: “Las pieles son materiales porosos que, aunque entren en contacto con el virus, no lo liberan fácilmente”.

Valores adicionales

En resumen, la certeza de no transmisibilidad es muy alta. También porque a ello, “se suman las medidas adicionales adoptadas en el lugar de trabajo para la seguridad de los trabajadores tomadas de los protocolos anti-contagio”.

Por lo tanto, UNIC concluye: “El riesgo de Covid-19 es genérico, está presente en cualquier entorno. Y está más restringido  en el entorno  de la curtiembre en virtud del proceso de fabricación particular”. De ello se desprende que “la probabilidad de la presencia del virus en la piel es muy baja y, en cualquier caso, si estuviera presente, el proceso lo neutralizaría.

Por tanto, se considera inútil, además de perjudicial, cualquier tratamiento de lavado, desinfección y esterilización de los cueros acabados.

Fuente: AAQTIC